Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016
Me gustan esos días excepcionales en los que lo único que hacemos es dormir, comer y follar.

Otra vez.

Y la comida, otra vez fría.

Magia

Éramos magia. Cada célula nuestra irradiaba magia. Éramos mágicos juntos.
Éramos. Sí, éramos.
Nuestras despedidas interminables cada noche. Nuestros te echo de menos. Nuestros ojos, encontrandose durante minutos y minutos y minutos.
Nuestros paseos hasta el parque de maría luisa y simplemente hablar.
Ser felices.
Hacer planes.
Querernos.
Vivir.
Tengo que hacerme a la idea de que nunca más seremos magia. Nunca más brillaremos.
Qué pena, porque la echo de menos.
Te echo de menos. Al que me hacía feliz.

Querer

Y sabes qué?
Que me voy a querer a mi y la voy a querer a ella.
Y voy a dejar que me quieran.
Por mi y por mis compañeras,
Pero por mi primera.

Magia.

Estábamos llenos de magia.
Hasta que nos vaciamos. No me gustan las cosas sin magia.

Buenas noches

No me gusta esto. No me gusta estudiar para conseguir plaza en un sitio al que no pertenezco.
Yo no estoy hecha de esa pasta. Pero de repente es todo muy oscuro y muy confuso y todo es una mierda, joder.
Porque no quiero esto pero, qué otras opciones hay? Dónde me meto?
Siempre pensé en perseguir mis sueños. Hoy en día sé que jamás conseguiré nada. No podré vivir de actriz. No podré vivir del cine. No podré vivir de la televisión, ni de la fotografía, ni de la radio.
No podré avanzar en lo que me gusta porque estoy destinada a...
A no cumplir mis sueños ni mis metas.
Es hora de aceptarlo.
Buenas noches, mundo de mierda.

Quererte

Cuando quererte me gusta y me da pereza a partes iguales.
Cuando te quiero con locura, pero me apetece acomodarme yo ahora.
Tranquilita, a esperar que vengan.
Y mis ojos se convirtieron en lluvia.
Y regaron con agua y sal mis mejillas yermas, intentando llegar hasta mis labios para formar una sonrisa.
No lo consiguieron.

Al final lo has conseguido.

Muchas veces lo decía a la ligera. Era una frase más dentro del discurso, dentro de mi necesidad de concienciarte. Pero al final lo has conseguido: Me estás perdiendo.

¿Por qué?

¿Por qué me siento tan mal por sentirme desilusionada y apagada? ¿Por qué cada vez que acaban las cosas así aprece que a ti no te importa, que te da igual que todo se quede tal y como está y yo siento un vacío tan grande aquí dentro? ¿Por qué necesito que me busques y en cambio no puedo parar de mirar whatsapp para mendigar unas migajas de voluntad, ganas, ilusión, amor? ¿Por qué no consigo que te des cuenta de las cosas, de lo menospreciada que me siento? ¿Por qué todo el mundo me entiende, menos tú? ¿Por qué cada día estas ganas de llorar?
¿Por qué, siendo como soy, me duele tantísimo el simple hecho de pensar que puede que no estemos juntos para siempre si la inmensa mayoría de las veces... No me haces feliz?
22:22
A tomar por culo el orgullo.
Y odio, odio ceder siempre. Odio esta puta mierda, odio todo esto, odio no estar bien, odio quererte tanto y no sentir que tú me quieras igual...
Odio quererte tanto porque me impide ser libre de verdad.
Soy libre, pero no me siento libre. Qu…