Magia

Éramos magia. Cada célula nuestra irradiaba magia. Éramos mágicos juntos.
Éramos. Sí, éramos.
Nuestras despedidas interminables cada noche. Nuestros te echo de menos. Nuestros ojos, encontrandose durante minutos y minutos y minutos.
Nuestros paseos hasta el parque de maría luisa y simplemente hablar.
Ser felices.
Hacer planes.
Querernos.
Vivir.
Tengo que hacerme a la idea de que nunca más seremos magia. Nunca más brillaremos.
Qué pena, porque la echo de menos.
Te echo de menos. Al que me hacía feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sales ganando, como siempre.

Cosas que escribía

Harta