Razón

Hay veces que puedo tener razón. Hay veces que puedo no tenerla. Soy humana. También me equivoco.
Pero que yo tenga que tener toda la paciencia del mundo y a la más mínima yo tenga que estar rogando perdón es algo que me toca mucho, pero mucho los cojones.
Así es como consigues lo que consigues.
Ojalá no me quemaras tanto como lo haces, porque arder duele.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando todo te sobrepasa

Cosas que escribía

Harta