Cuando llevas años con un menú que te ha encantado... Y de repente, no sabes por qué, crees que te apetece probar el sandwich.

Testosterona y estrógenos.

Tener el pájaro en la mano, pero no poder evitar mirar al cielo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando todo te sobrepasa

Cosas que escribía

Harta